Planeta Casimov

Bienvenidx a mi blog oficial, utilizando el simpático pseudónimo Isaac Casimov, busco escribir relatos que retraten la realidad cotidiana argentina para seducir al lector convencional a permitirse considerar la ciencia ficción como algo no tan lejano.

Las 3 leyes de la Ortoprudencia

  1. Quien trabaja para el Estado, o en forma privada pero indirectamente para el Estado, debe aceptar regirse bajo un código ético, como si jurar por la Biblia se tratara, que sólo le permite realizar sus tareas diarias por las que ha sido contratado siempre y cuando hacerlo no interfiera con dicho código ético. Si alguna vez se lo acusara de negligencia o currupción, todo trabajador deberá en primer término ser juzgado en base a este código de ética, alivianando sentencias en algunos casos y en otros agravándolas de acuerdo al Juez que evalúe su caso.
  2. La validación de la información debe comenzar a enseñarse desde la escuela primaria para que todas las personas aprendan a no tomar como verdad absoluta ninguna verdad que no pueda ser validada de alguna forma. Ahondando progresivamente en las diversas maneras de validar información y enseñando métodos para hacerlo evitando dejar estas cuestiones del lado de las ciencias exactas únicamente, partiendo de la verdad absoluta de que vivimos en un constante estado de equilibrio que aún escapa nuestro entendimiento y, por lo tanto, las mejores premisas han de ser siempre las que respeten este equilibrio y no las que intenten arrojar la balanza en una u otra dirección siempre y cuando el equilibrio aspire a fomentar la sabiduría y no la ignorancia.
  3. Los uniformes escolares no podrán ser homogéneos y dependerá de cada alumno y familia elegir su diseño siempre y cuando su costo no supere el presupuesto establecido y el mismo no sea ofensivo de acuerdo a las normas éticas de cada escuela.

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.